La Policía Local de Cártama ha ampliado su parque móvil con la incorporación de un nuevo vehículo, que vendrá a reforzar la vigilancia diaria y permitirá realizar un trabajo más eficaz en la localidad.

El nuevo vehículo es un todocamino híbrido no enchufable Toyota RAV4, dotado con todo el equipamiento policial pertinente, un sistema de iluminación led, rotulación identificativa y su coste es de unos 40.000 euros.

«Con este nuevo coche no solo se proporcionará un mejor servicio a la población, sino que también se hace una apuesta por la sostenibilidad, puesto que se trata de un vehículo menos contaminante», destacó el primer edil cartameño, Jorge Gallardo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *