Andalucía iniciará este jueves una desescalada para recuperar la libertad de movimiento. La primera medida consistirá en abrir las provincias, aunque se mantendrá el cierre perimetral de la comunidad autónoma, es decir: se podrá viajar libremente entre provincias pero sólo se podrá entrar y salir de Andalucía por causas justificadas.

El toque de queda se mantendrá entre las once de la noche y las seis de la mañana. El comercio y la hostelería podrán tener clientes hasta las 23 horas, aunque sobre el papel cierran a las 22.30 horas. Las reuniones siguen limitadas a un máximo de seis personas en el exterior y cuatro personas en espacios interiores.

La tasa media había caído ayer hasta los 237 contagios por cada cien mil habitantes en los últimos catorce días, aunque hay grandes diferencias entre provincias, desde los 416 casos de Granada, el peor dato de toda la región, hasta los 136 casos de Málaga, la provincia de andaluza con menor incidencia de la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *