El pasado 12 de enero, dos jóvenes fueron rociadas con ácido cuando se encontraban dentro de un coche en Cártama. Desde entonces, las dos víctimas, Sandra y Cristina, han tenido que someterse a varias operaciones y curas para contener las lesiones que sufrieron. Cristina, con quemaduras en el 20% del cuerpo, declaró entonces ante la Guardia Civil, y más tarde, en el Juzgado. Sandra, con la mitad de su cuerpo con heridas, no había podido testificar hasta ahora.

Esta semana, Sandra ha hablado por primera vez en un juzgado. La joven señaló a su exnovio, José Arcadio D. N., alias «El Melillero», como responsable del ataque con ácido, según las fuentes consultadas por el Diario Sur. Declara que su intención era destruirla físicamente para que nadie más pudiera mirarla y que quería matarla haciéndole sufrir. Sandra confesó ver a José Arcadio reírse al verla sufrir por el dolor. Durante más de cuatro horas, explicó su relación con «El Melillero» y, sobre todo, lo que sufrió durante su ruptura.

Sin embargo, Cristina no vio al segundo individuo implicado en el caso, el joven apodado ‘Poti’, quien ha confesado la autoria material de los hechos ante la Guardia Civil como en el juzgado. Contó que actuó obligado por José Arcadio por una supuesta deuda de cocaína que tenía con él. Ambos permanecen en prisión como presuntos autores del ataque.

Para los investigadores, según las intervenciones telefónicas, «el ataque con ácido sulfúrico era una circunstancia totalmente preconcebida».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *